"Ivo"

Duran un sólo capítulo y no suelen tener continuación.

Moderadores: ji0o, melchiezedek, yui

"Ivo"

Notapor Akira_Yuky » Mié, 21 Ene 2015, 22:03

Imagen
Ivo.

Relato Original de: MindfreakSixx

No había tenido que soportar esas pesadillas en años. Más de una década, según recordaba.

Su mente había estado tranquila desde que su futuro comenzó a verse más favorable y ya no tenía tanto tiempo libre para dedicarse a pensar en algo que no fuese trabajo o estudios. Su vida parecía prometedora. A los 24 años, Ethan se había recibido con honores en la carrera de Administración de Empresas en una de las universidades más prestigiosas del país y con reconocimiento mundial, y ese mismo año había comenzado a trabajar en una multinacional como un simple consejero, que más que dar su opinión, se dedicaba a cuidar de que en las reuniones nadie tuviese su taza de café vacía. Sin embargo, el director de la compañía, un hombre robusto, de voz ronca y con un gran sentido del humor, había visto sus habilidades a la hora de elegir y manejar los recursos materiales y tecnológicos, y fue él mismo quien lo llevó al lugar que hoy ocupaba.

Ciertamente le debía demasiado a quien consideraba su padrino en el negocio. Con 35 años, un Master recién adquirido y un flamante puesto como vicedirector de la compañía, uno podría decir que nada podía interrumpir su felicidad.

Aun así, al destino le encanta ir en contra de nuestros deseos mortales y aquel muchacho no estaba exento de esa regla. Junto con su nuevo cargo había llegado el dilema de encontrar un nuevo asistente. Luego de decenas de entrevistas y la difícil decisión de elegir uno de entre todos los postulantes, optó por contratar a Ivovik Shaw, un muchacho de casi 20 años que dejó una muy buena impresión en la breve charla que habían tenido junto a la directora de Recursos Humanos.

De madre serbia y padre inglés, sus rasgos faciales eran algo digno de admirar. Estos estaban bien delineados y era casi imposible no mirarlo detenidamente por lo menos una vez si se encontraba cerca. Tenía un andar elegante y cauteloso que combinaba con una postura que denotaba superioridad, aunque sin llegar a verse arrogante; medía sus palabras y hablaba tan solo cuando la ocasión así lo requería. A pesar de su corta edad y su inexperiencia en alguna empresa, la seriedad con la que se manejaba y su gran predisposición fueron los que le garantizaron conseguir ese puesto.

Durante la primera semana de trabajo, Ethan lo había puesto a prueba para cerciorarse de que estuviera capacitado para cumplir con cada detalle de su trabajo. Lejos de arruinar la buena impresión que había dejado en la entrevista, el menor superó sus expectativas al estar dispuesto a aprender los gajes del oficio y, al final de la semana, él se encontraba a gusto con tener alguien tan eficiente a su disposición.

El único problema era que no podía sacarse sus ojos de la mente. Por supuesto que eran llamativos en sí mismos, ya que eran de un profundo color celeste que con una luz tenue parecían de un intenso azul, y estaban prolijamente enmarcados por unas cortas y oscuras pestañas que contrastaban con la palidez de su piel. Él estaba seguro de que si pudiera acercarse lo suficiente, notaría también algunos tonos violáceos entremezclados en esos llamativos ojos celestes.

Sin embargo, esa seguridad venía de la sensación de haber visto aquella mirada tan particular en algún otro lado. No lo había recordado exactamente apenas se encontró con ella, pero durante toda la semana había visto esos mismos ojos aparecer en sus pesadillas una y otra vez y, a decir verdad, era lo único que rondaba en su mente al despertarse. Había logrado mantener a raya esos pensamientos poco oportunos en el trabajo, destacando su profesionalismo ante todo, pero el hecho de tenerlo al lado durante la mayor parte del día hacía las cosas para él cada vez más difíciles. En especial luego de la charla con la que su asistente se había despedido el viernes en la tarde.

– Puede llamarme Ivo si lo desea. – Había dicho con toda la confianza que siempre desprendía de él antes de desaparecer detrás de las puertas del ascensor. La sutil sonrisa que adornaba sus labios en ese momento aún estaba grabada en la mente del mayor, junto a esos enigmáticos ojos azulados.

De alguna forma lo había recordado. Sin embargo, no eran sus ojos los que recordaba, sino los de otro que ya no estaba allí.

No podía ser él. No había manera de que fueran el mismo, pero había algo en ese muchacho que le traía viejos recuerdos que ya creía olvidados. Su nombre, sus ojos, su personalidad… Ahora todo le resultaba familiar, su esencia le era familiar.

Era imposible que hubiese vuelto de la muerte después de tantos años, pero se habían hecho una promesa de que se volverían a encontrar. Y él todavía estaba esperando ese momento.
Imagen

No voy a decir que nunca más me volveré a enamorar,pero sin importar cuantas décadas más viva, nunca podre amar a alguien tan desesperadamente como lo hago ahora.
Avatar de Usuario
Akira_Yuky
 
Mensajes: 80
Registrado: Vie, 02 May 2014, 15:51
Ubicación: A 3 Metros Sobre el Cielo.
Genero: No especificado
Edad: 31

Re: "Ivo"

Notapor Akira_Yuky » Mié, 21 Ene 2015, 22:06

Cuando la leí, me encanto y quería compartirlo con uds, asi que aquí esta...tenga fe y la autora en el futuro saque la continuación que de por si, ya me muero por leer.
Gracias mi querida MindfreakSixx , por dejarme publicarlo aqui. ♥

[:'3]
Imagen

No voy a decir que nunca más me volveré a enamorar,pero sin importar cuantas décadas más viva, nunca podre amar a alguien tan desesperadamente como lo hago ahora.
Avatar de Usuario
Akira_Yuky
 
Mensajes: 80
Registrado: Vie, 02 May 2014, 15:51
Ubicación: A 3 Metros Sobre el Cielo.
Genero: No especificado
Edad: 31


Volver a One-shot

cron